Posts Tagged ‘Venezuela’

Elecciones-plebiscito en Venezuela

Sábado, septiembre 25th, 2010

Pase lo que pase en las elecciones legislativas del domingo, que servirán a modo de plebiscito sobre la revolución bolivariana, Hugo Chávez perderá parcelas de poder en Venezuela: y es que esta vez  la oposición sí participará de los comicios, mientras que en la anterior cita electoral optó por el “curioso” método de la no concurrencia a las elecciones como forma de protesta contra el rumbo que tomaba el país.

La oposición, crecida y arrejuntada bajo las siglas de la Mesa de la Unidad Democrática, que concentra a una constelación de partidos que van desde la derecha de toda la vida al izquierdista Bandera Roja (de origen guerrillero), pasando por los Podemos, UNT o Acción Democrática, autodenominados de Centro-Izquierda, irrumpirá al fin en el Parlamento Venezolano tras años en los que la cámara legislativa ha servido de muleta monocolor a los proyectos de Chávez.

Está por ver si estos opositores, que poco tienen en común más que la crítica a las políticas de Hugo Chávez serán capaces de ganar el terreno suficiente como para hacer del Parlamento lo que debe ser: un mecanismo efectivo de control y freno al poder ejecutivo.

Y será importante, porque a lo largo de la legislatura que se iniciará, deberá confirmarse o revocarse la ley habilitante que ya permite al presidente de la república gobernar por la vía rápida eludiendo el trámite parlamentario.

La oposición, además de al PSUV tendrá que enfrentarse a la nueva ley electoral de 2009, en virtud de la cual un partido puede obtener dos tercios de los diputados con tan sólo 50 por ciento de los votos. Además, los estados menos poblados, donde el partido de Hugo Chávez es más fuerte, estarán tan representados en el Parlamento como los que concentran mayor población, donde gobierna la oposición.

Se pone por ejemplo el del Estado de Zulia: el más poblado de Venezuela (una densidad de 74,93 hab/km² y 3.900.000 habitantes), con gobierno opositor y en el que un escaño “valdrá” 250.000 sufragios mientras que en la circunscripción de Amazonas (densidad de 0,7 hab/km² y 153.580 habitantes), la equivalencia será de 1/50.000 votos.

Hablar de Chávez es no dejar a nadie indiferente. Es despertar pasiones enconadas entre los partidarios de un mesías capaz de pronunciar un “yo no soy un hombre, yo soy el pueblo” profuso cultivador de lo que sin mucho yerro conceptual podríamos denominar “populismo”- y sus variopintos detractores: unos criticando el fondo y defendiendo una vuelta al “antiguo régimen” del semi-colonialismo y el entreguismo liberal, otros condenando las formas, apostando por el cambio social y político en Venezuela pero advirtiendo de lo importante que son esas formas para la estabilidad y el alcance democrático del progreso.

En cuanto al fondo, Chávez puede ponerse algunas medallas sociales de no poca importancia:

Desde su llegada al a presidencia la inversión social se ha quintuplicado (…) decisión clave para que Venezuela haya alcanzado casi todas las Metas del Milenio fijadas por la ONU para 2015. La pobreza bajó de un 49,4% en 1999 a un 30,2% en 2006, y la indigencia pasó del 21,7% al 7,2%

Datos de Le Monde Diplomatique en español nº179, septiembre 2010

También sombras: el cierre de algunos canales de comunicación social vinculados a la oposición entre ellos el muy popular RCTV, hecho que provocó la protesta, entre otros, del presidente brasileño y el consecuente enfrentamiento entre los dos líderes latinoamericanos. La omnipresencia de Chávez en la televisión (una media de cuatro horas diarias) y la emisión obligada de los discursos presidenciales, todo ello en favor del argumento que se refiere a los tics mesiánicos y autoritarios de Chávez.

Una diplomacia brusca y frentista que ha hecho -con la inestimable y necesaria colaboración de Uribe- subir los grados en la región… Y el principal problema: a Chávez le acusan de no ser el presidente de todos los venezolanos y de no gobernar para todos ¿dónde quedan en el programa bolivariano o de socialismo del S.XXI las crecientes pero aún frágiles clases medias, los pequeños empresarios y comerciantes? La izquierda brasileña, de la que hablamos hace unos días, ha sabido elaborar mucho mejor un consenso nacional en torno a un liderazgo más flexible y más abierto a las voces, las necesidades (y los votos) de los distintos grupos sociales, aunque sin soltar el timón.

Sin duda, habrá que seguir con interés los acontecimientos en Venezuela y especialmente los resultados de las elecciones-plebiscito de mañana. Unas elecciones-examen en las que un gobierno hasta ahora sin contestación parlamentaria (aunque sí social, veremos hasta qué punto) medirá sus fuerzas con una oposición variopinta y renacida.

El libro que Obama tiene que leer

Lunes, abril 20th, 2009
Espero que Obama tenga tiempo de ojear el libro que le ha regalado el presidente venezolano durante la última Cumbre de las Américas celebrada en Puerto España.
Una cumbre, todos coinciden, que en principio marca una nueva actitud de Estados Unidos hacia América Latina, a la espera de vislumbrar una política consecuentemente renovada, ese “nuevo comienzo”, anunciado por el presidente demócrata.
Obama parece decidido a abandonar la prepotencia abusona de George Bush y sus halcones y constatar por fin el fracaso de la política estadounidense llevada a cabo durante medio siglo en su “patio trasero”.

Volvamos al tema del ejemplar con el que fue obsequiado Mr. Obama.
La obra en cuestión lleva por título “Las venas abiertas de América Latina”, a muchos os sonará, y fue escrita por Eduardo Galeano, considerado todo un referente del progresismo en el continente americano.

En su obra, Galeano establece, desde el tiempo de los conquistadores, una cronología en torno a la constante dependencia económica (y política) de los pueblos latinoamericanos respecto a un colonizador -primero españoles y portugueses- o de un neo-colonizador económico y político encarnado esta vez en la figura del muchas veces irrespetuoso vecino del norte. El vecino que promovió un golpe contra el presidente brasileño Joao Goulart al pretender una reforma agraria en su país, el que ayudó a los militares sublevados en Chile a las órdenes del genocida Augusto Pinochet en el año 1973, o el que desarrolló, entre otras, las intervenciones militares en Panamá o Nicaragua para salvaguardar sus intereses económicos.

Quienes se arrogan la medalla del liberalismo, acostumbran referirse al libro de Galeano como “La biblia del perfecto idiota latinoamericano” y tildan a su autor de “extremista y antidemócrata” (léase contraportada de ABC de hoy).

En mi más joven juventud leí ese libro, cuando pasé de juntar letras a juntar ideas e hilar reflexiones. Puede decirse que ese libro contribuyó determinantemente en mí a la hora de convertirme en el idiota que ahora soy.
Un idiota que piensa que reforzando el Estado-Nación, que apuntalando la soberanía económica y política de cualquier país latinoamericano, que realizando una reforma estructural de las relaciones económicas y de poder en beneficio de la nación, que afianzando las instituciones democráticas en el sustrato de la educación universal, la alfabetización, los servicios sociales y declarando la guerra a la corrupción… todas esas naciones lograrían salir de su endémico subdesarrollo.
Ah y sin que tengan que cerrarse cadenas de televisión, mantenerse sistemas políticos de partido único o realizarse persecuciones a la oposición por el camino.
La democracia, pues de eso se trata en realidad, de democracia política y económica, sólo puede llegar mediante el convencimiento y la persuasión. Por eso yo soy socialdemócrata y por eso me criticarán y me llamarán idiota (por distintos motivos) desde los dos bandos.

Por cierto, que faltones los liberales. Desde luego, menuda idiotez creer en un mundo mejor. Creer que todas las naciones del mundo tienen derecho a ser naciones normales, libres y soberanas y no patios, casinos, prostíbulos o postales idílicas de decorado y hotel con piscina, al servicio de los ricos de los países ricos. Saber que con un euro al día, no se vive, solo se sobrevive a duras penas.

Esto no es idiotez esto, creo yo, es justicia. Y para que llegue, se necesita un contexto de no hostigamiento, de no injerencia (irrespetuosa) por parte de los Estados Unidos.

Un mal augurio

Sábado, febrero 14th, 2009
La detención, secuestro y expulsión de un observador internacional que ha de velar por la limpieza de unas elecciones, no es el mejor de los augurios, ni dice demasiado a favor de la transparencia de dichos comicios.
Lo que se juega en Venezuela es la reelección indefinida de un Hugo Chávez reforzado en sus poderes y atribuciones, que gobierna a base de decretos, un Chávez que maneja un parlamento completamente oficialista, que ya ha cerrado medios de comunicación y que se está imponiendo en la calle mediante una guardia de corps parapolicial que actúa caciquilmente atemorizando a los opositores, según informa EL PAÍS.

El pueblo ya dijo NO a la constitución de Chávez por ello esta vez, envuelto en la sospecha de unas elecciones amañadas… va a por todas.

El ex-golpista ya lo ha dejado bien claro en su último y enardecido mítin “yo no soy una persona, yo soy el pueblo”. Con esta frase, todo queda dicho, poco se puede añadir. Estamos ante el último roi soleil

La socialdemocracia es posible. También en Latinoamérica

Miércoles, noviembre 26th, 2008
Cartel del PSD mejicano
Hugo Chávez ha salido trastabillado de las elecciones locales que él mismo consideraba un referéndum sobre su persona.
Este referéndum no lo ha ganado el oficialismo como sin duda deseaba hacerlo: por aplastamiento, como prefieren los movimientos populistas y de caudillaje.

Han perdido en los dos estados más grandes del país (que cuentan con el 44% de la población venezolana) y le ha sido arrebatada al PSUV la alcaldía de Caracas.
No se sabe si Chavez sacará los tanques a la calle o si encarcelará a los alcaldes electos de la oposición en aquellas ciudades donde el sufragio no le ha sonreido, o si volverá a cerrar alguna cadena más de televisión, tal y como amenazó en los prolegómenos de la elección.

Lo que sí se sabe casi con total seguridad es que volverá a intentar reformar la Constitución para gobernar por lo menos hasta 2021 y también se presupone que el pueblo volverá a decirle NO. E

Y ese será el momento idoneo para sacar los tanques a la calle, imagino.

El chavismo y el comunismo del Siglo XXI van perdiendo fuelle.
Pero la verdad es que la oposición a Chávez, la más visible y potente, no tiene la mejor cara.
Es la vía del entreguismo neoliberal, la que aceptaría el Alca sin pensarlo ni replantearlo, sin introducir parámetros sociales que beneficien al pueblo y no solo a las empresas. La vía política que aceptaría sin más una efectiva colonización por parte de las multinacionales extranjeras.
Por eso las capas más humildes se lanzan a los brazos del chavismo, el del nepotismo, el cierre de medios de comunicación, las amenazas y la chabacanería demagógica.

Falta, como en tantos otros países latinoamericanos, polarizados y con escasa tradición democrática (como Nicaragua, Bolivia o la propia Venezuela) una tercera fuerza ideológica entre el neoliberalismo y lo que cada vez se parece más al comunismo (con todo lo que ello implica).

Me refiero, como no, a la socialdemocracia. Una socialdemocracia a la chilena, a la paraguaya, a la brasileña.

Hay propuestas en Chile dirigidas a unificar en una sola plataforma política permanente (más allá de la circunstancial concertación electoral) a los tres grandes partidos de la izquierda democrática y el centro izquierda: el Partido Socialista, el Partido por la Democracia y el Partido Radical-Socialdemócrata en uno solo… el Partido Socialdemócrata Chileno, llamado a detener la división en las filas progresistas y la dispersión del voto ante una derecha con cada vez más posibilidades de gobernar.

En Cuba, se está consiguiendo implantar, con todas las dificultades obvias, esa tercera vía entre la dictadura y los de Miami. Sin duda esta opción política tendrá mucho que decir en el futuro de la isla…

En Paraguay, se cumplen ya 100 días de gobierno socialdemócrata de Fernando Lugo con muchas esperanzas y compromisos para sacar al país de su atraso. Si el-obispo cumple las expectativas suscitadas, su gobierno se convertiría en un referente reformista para todo el continente.

En Venezuela existe el movimiento. Se llama Acción Democrática, pero no tiene el peso ni la visibilidad suficiente por culpa de las divisiones internas y al hecho de que se este partido se retirara de la Asamblea Nacional, junto al resto de la oposición, al detectar irregularidades por parte de los oficialistas.

Creo que es posible en toda latinoamérica la implantación de partidos socialdemócratas potentes y con posibilidades electorales serias. Se dan las condiciones sociales para ello.

La internacional socialista debe centrarse en el continente americano. Allí tiene buena parte de sus partidos miembros y hermanos. Para ellos y con ellos, debería trazarse una estrategia común a fin de visibilizar el movimiento socialdemócrata en todo el continente. Ideas sencillas, con las que los ciudadanos puedan identificarse y verse reflejados.

1.La ampliación de las políticas de bienestar social, buscando institucionalizar derechos sociales en la instauración de una “red de protección social” y poniendo así las bases para el Estado de Bienestar.

2.La profundización de los derechos laborales y, especialmente, la protección de los sectores más vulnerables del mundo del trabajo y de la sociedad en general (incluyendo el campesinado y el indigenismo, que obtendrían soluciones a sus querellas a través de una efectiva reforma agraria y de la implantación de una red de escuelas públicas garantes del futuro de la comunidad).

3.Atención a las desigualdades sociales, para mitigar las sangrantes diferencias sociales chocantes que impiden alcanzar una cohesión social suficiente, base de toda democracia.

4.La democratización de la política, fomentando la participación ciudadana. Empoderar al ciudadano a través del empoderamiento del Poder Público legítimo frente a las presiones de las multinacionales y los intereses terratenientes. Para esto se precisa valentía. Promover la transparencia en el ejercicio de la política, es necesaria la confianza en los gobernantes. Desterrar el nepotismo, el tráfico de influencias y la corrupción.

5. Tomar las banderas de la tolerancia y el respeto a los derechos individuales y a los derechos cívicos. Adoptar un punto de vista progresista en cuestiones de igualdad y minorías.

6.La implantación de un capitalismo regulado, no fundamentalista, imponiendo medidas de regulación y aceptando la dignidad de la nación sobre las fuertes influencias externas. ¿No es esto lo que necesita latinoamerica? Sin duda esto es mucho más necesario que los insultos continuos a los “yankees de mierda” que no suponen nada para los ciudadanos. Sin duda mucho más positivo que la censura y el pensamiento único impuesto desde los medios de comunicación (prodíamos estar en los prolegómenos de la dictadura). Sin duda mucho más importante que gastar millones en armas o en hacer maniobras espectaculares con los amigos rusos

La socialdemocracia, por lo que tiene de capacidad adaptativa, según la realidad del momento y del lugar, tiene posibilidades en latinoamerica. Un tercer espacio entre el comunismo populista y la derecha neoliberal, tiene que ser llenado, porque existe.

La fiesta ha terminado

Martes, septiembre 30th, 2008
Crisis es caída de la bolsa, nerviosismo en los mercados internacionales, catastrofismo, catástrofe y parón general en la economía. Pero sobre todo, crisis es sinónimo de cambio, de oportunidad.
La presente situación demuestra que el paradigma de la desregulación económica, el sálvese quien pueda y el laissez faire, no funcionan. Que los caballos desbocados no son capaces de controlar su brío y que por ello, son propensos a lanzar al jinete por los aires, con desastrosas consecuencias para la integridad de éste.

En lo sucesivo, habría que mirarle mejor el diente al corcel.
Tener cuidado con la apuesta, porque del juego dependen el bienestar, el empleo y la seguridad económica de muchas familias de todo el mundo. La economía precisa de unas bridas más fuertes para que no pase lo que está pasando. Más regulación por parte del Estado = más previsibilidad.

El grueso de la crítica al capitalismo, reside en las contradicciones inherentes a este sistema.
En los últimos meses estamos asistiendo a una gravísima contradicción: gobiernos ultraliberales poniéndose al frente de vigorosas nacionalizaciones al más puro estilo chavista, o directamente, leninista.

Una contradicción que además es hipocresía y negligencia.
Que resume y evidencia la irresponsabilidad de esos poderosos del mundo que han vivido hasta hace muy poco galopando sobre el dolar, privatizando los beneficios y que ahora que Nancy Pelosi les espeta “The party is over”, nos piden a todos que nos hagamos co-responsables, que les saquemos las castañas del fuego y socialicemos las pérdidas.

Esta es una contradicción, que sumada a otras, sería capaz de resquebrajar el sistema, al menos tal y como lo conocemos.

Crisis es cambio, como se ha dicho y como todos hemos escuchado.
Evidentemente en el trascurso de esta crisis se están produciendo cambios sustanciales: la liberal occidente en recesión, la comunista China aplicando un capitalismo feroz, creciendo exorbitadamente y enviando cohetes al espacio.

Occidente tocada, relegada en el plano internacional (y muy especialmente los Estados Unidos) ¿y Asia como nueva capital del mundo?. Cambios en tiempo real.

¿Pero tras la tormenta, como debemos construir la calma? ¿Como habrá que gestionar los nuevos elementos resultantes de esta agitada situación? Muchos apuntan ya al nacimiento de un “nuevo capitalismo”.

Este debería ser más social, regulado y racional, que dé seguridad a las economías nacionales y a los bolsillos familiares mediante una mayor regulación estatal y mediante la búsqueda de un método de crecimiento económico menos especulativo e intangible y más basado en el conocimiento, la tecnología y la economía productiva.

Ahí es nada.

Felicidades Paraguay

Sábado, agosto 16th, 2008

Fernando Lugo tiene pinta de ser uno de esos Hombres irrepetibles en la Historia.

De humilde religioso franciscano a obispo y de obispo a presidente de la República de Paraguay.

Forjó su conciencia en las escuelas de las áreas más deprimidas de su país, donde descubrió los perjuicios de un gobierno nepotista y corrupto que poco o nada ha hecho en las últimas seis décadas por los más humildes y excluidos: el gobierno hegemónico del Partido Colorado (de ideología conservadora nacionalista y métodos populistas), que ahora ha sido desbancado por este señor carismático, sencillo y de amplia sonrisa que además afirma tener “bastante en común” con Zapatero.

Ayer tomó posesión de su cargo, se dirigió a la nación y decretó el fin del Paraguay feudal.
Tendrá un duro trabajo por delante para conseguirlo y así lo reconocen los propios ciudadanos. Pobreza, crisis económica y social, desigualdad, depresión… grandes retos que superar desde la unidad de la nación y el compromiso cívico, como afirmó el ahora Presidente.

La victoria de Lugo demuestra varias cosas: que se pueden romper los ciclos del poder en latino américa (estos resultados electorales terminan con seis décadas de gobierno colorado).

Que se puede hacer de forma cívica, ordenada y democrática.

Que se puede hacer sin recurrir a mensajes revolucionarios y amenazantes (y en el fondo populistas)

Y que en conclusión, existen otras vías, otras tablas de salvación nacional para nuestros hermanos latino americanos como por ejemplo la de la socialdemocracia cristiana de Lugo.

Hay alternativa al neoliberalismo y el entreguismo pro yankee que practica Uribe en Colombia… y hay alternativa al gobierno cada vez más déspota y peligroso de Chávez en Venezuela.

Observaremos muy de cerca esta nueva experiencia, este nuevo modelo que nace en la urna, sin corbata, con una sonrisa y aportándonos unas lecciones muy valiosas.

Felicidades a Lugo, felicidades a Paraguay. “No será fácil, pero no será imposible“.