Posts Tagged ‘E.T.A’

Primeras impresiones sobre el comunicado de ETA

Domingo, septiembre 5th, 2010

ETA muestra “hoy como ayer” su voluntad de dejar las armas y apela a la “voluntad” del Estado para encauzar un hipotético proceso de sustitución de las armas por la palabra. Eso afirman en el vídeo que ha distribuido la cadena pública británica BBC.

Precisamente ese “hoy como ayer” es lo que a priori, me hace desconfiar de este comunicado. Y es que es precisamente el ayer, la experiencia histórica, lo que nos debería hacer desconfiar de esta nueva declaración. Esta sería la enésima tregua. ETA se la ha ofrecido a todos -sí, a todos- los presidentes de la democracia, y todos -todos- respondieron intentando una salida dialogada al conflicto.

Zapatero también tuvo “su” tregua, la rompieron los de siempre y como siempre, demostrando que no saben hacer otra cosa…

El comunicado de ETA, además de generar desconfianza, decepciona. Porque sus palabras no implican una disolución ni un punto y final a la anormalidad de la violencia en el País Vasco, no tranquiliza a concejales, alcaldes y ciudadanos más que transitoriamente: es sólo una sugerencia para lograr una tregua más… ¿con fines reorganizativos y de rearme, como ha sucedido en la mayoría de los casos cuando las detenciones y desarticulaciones hacen llegar el agua al cuello de los terroristas?

Sea como sea, este no es el comunicado que esperábamos los demócratas. En ningún sitio se leen las palabras que todos queremos leer: “disolución”, “final”, “cese definitivo de la violencia”, “no más extorsión, no más chantaje, no más terror”.

Así las gastan los del ‘pacto’

Martes, febrero 16th, 2010

La idea del ‘pacto de estado’ ha copado buena parte del debate político de los últimos días.

El PP se vio afectado por un ataque de centralidad política, sentido de Estado y altura de miras y propuso un acuerdo al ejecutivo para superar la situación económica.

Suena bien, generoso y hasta  patriotico, pero ¿que est-ce que c’est -realmente- un pacto de Estado? ¿es lo que dice proponer el Partido Popular?

Un pacto es un acuerdo entre la oposición y el gobierno de la nación acerca de un tema considerado de especial interés para la nación. Suelen ser invocados desde la bancada de la oposición con la finalidad de agregar a los del partido en el gobierno sus puntos de vista y sus X millones de votos, para investir así a la política resultante, de una mayor riqueza y legitimidad en momentos o asuntos importantes.

En un pacto de Estado la oposición suma, completa y complementa, pero no pretende sustituir al gobierno elegido en las urnas. Ese es el motivo del fracaso y la inviabilidad del actual consenso.

En el año 2000, Zapatero -entonces líder de la oposición- suscribió junto con el gobierno de aquel momento el llamado ‘pacto de Estado contra el terrorismo’. Con aquella oposición (que en los famosos Guiñoles se representaba como dulce y hasta blandita antes de que los delirios bélicos se cruzaran por la cabeza de Aznar) fue posible un pacto de Estado de gran envergadura.

Fue posible ese pacto, el  que -precisamente- trataron de cargarse la legislatura pasada poniendo en ello todo su empeño imprudente y difamatorio. Recuerdese, si se tiene un estómago fuerte, aquello de “el proyecto de ETA es el proyecto de Zapatero”. Esa es la gran diferencia. Son dos maneras de entender la oposición y lo que es más importante: de entender el Estado, la responsabilidad y la política.

Con esta oposición parece imposible llegar al acuerdo que solo quieren de cara a la galería.  Hasta con el Aznar del 95 fue posible llegar a un pacto de Estado (el llamado pacto de Toledo sobre las pensiones).

El Pacto de Estado que ha pedido el PP no es tal. Lo que quieren es que el Gobierno de la Nación trague con todas sus propuestas “o deje sitio”.

Como lo leen, literal. Y por partida doble:

El PP sólo pactará si logra imponer su programa

Amenaza del PP al pacto por la educación

Esta oposición lleva años empeñada en que tiene que ser gobierno sí o sí y porque sí, sin aceptar lo que dijeron las urnas… y eso se nota en su forma de ejercer la oposición. Lo que propone el PP no es, por definición, un pacto de Estado ni nada similar. Es imposición. Que ningún incauto se lleve a engaño.

¿Qué es ser comunista en 2009?

Lunes, noviembre 9th, 2009

Siendo ésto algo demasiado parecido a lo que era en 1959 o en 1917, entiendo la paulatina conversión del otrora pujante Partido Comunista de España en un partido meramente testimonial. Si es lo que nos explica la “joven” Esther López Barceló en una entrevista a El País, lo entiendo perfectamente.

El entrecomillado para la palabra joven no pone en duda la edad de la entrevistada, solo la actualidad de términos tales como “dictadura del proletariado”, “partido único” o “poder burgués”, vocablos que, en boca de cualquiera, envejecen y encanecen hasta al más pipiolo.

Con motivo del último Congreso del PCE, el diario El País ha entrevistado a Willy Meyer (eurodiputado por IU) y a la susodicha López Barceló dando la sensación de que uno y otro intercambian los papeles. La “joven” se muestra más purista, es más pureta, que el otro político: miembro de la vieja guardia, afiliado en 1970 y cercano a las seis décadas de vida.

Veamos un botón de muestra del dogmatismo político, la intransigencia y los análisis sociales y económicos de una sociedad que ya no existe a cargo de esta chica que aún suspira por la dictadura del proletariado, las hoces y los martillos, en este, nuestro 2009. La cursiva es de este post de Netoratón.

Bien, ahí van algunas perlas de la “joven”:

Sobre la dictadura del proletariado: Cuando la toma la burguesía (la dictadura) no es democracia; cuando nosotros tomemos el poder se llamará dictadura del proletariado.

En este punto, el mozo Willy Meyer, que sí ha vivido una dictadura, que sí sabe lo que es eso, le recuerda que “dictadura, ni la del proletariado”.

Sobre Cuba: La realidad cubana es la democracia más profunda que he vivido yo en cualquier país.

Más sobre el fetiche isleño: Yo no estoy a favor del sistema de partido único pero es un sistema mucho más democrático y participativo del que tengo yo aquí en España (¿?)

Preguntada sobre los (para ella inexistentes) presos políticos cubanos: Hay tantos presos políticos como en España. Que vaya la audaz señorita a hablarle de presos políticos a la familia de Eduardo Puelles, por ejemplo. Alguien preso por calcinar a un hombre o por dar apoyo político o económico a quienes ponen las bombas bajo los coches no es un preso político, es un criminal de la peor calaña y está convenientemente encarcelado.

Sobre los fusilamientos en Cuba: Pues claro. Pero a ver… ¿Eso mancha un régimen para siempre? ¡No, claro que la sangre no mancha! Matar un poquito no está mal si a los vivos (excluyendo a los presos y a los balseros) se les garantiza la suya con una sanidad mejor que la de otros países centroamericanos. Franco mató un poquito, pero hizo pantanos y comenzó con la instauración de la seguridad social, ya saben: ¡mereció la pena!.

Estas son algunas de las cabriolas ideológicas, de las profundas contradicciones de este comunismo de 2009, más carca y más reaccionario que el de 1979, pero menos que el de 2019. Con tanta cabriola y tanto triple salto mortal hacia atrás se corre el riesgo de descalabrarse, que es lo que les ha pasado a estos camaradas con olor a naftalina.

El utopismo y el idealismo juvenil convertidos al totalitarismo de unos “poquitos” fusilamientos, “unos cuantos” presos políticos encarcelados justamente por desafiar al régimen, al totalitarismo del partido único, a una Yoani Sánchez apalizada por los matones del régimen… sin condena de estos “jóvenes” comunistas que hasta se atreven a dar lecciones de democracia a quienes no somos más que unos traidores socialdemócratas

-PS: Ricardo Royo, de Izquierda Unida, también piensa que “dictadura, ni la del proletariado” (y eso que sigue estando a sueldo de Moscú)

Medio siglo de terror

Viernes, julio 31st, 2009

ETA celebra su cincuenta aniversario haciendo lo único que sabe: matando. Dos atentados en cuarenta y ocho horas pretenden trasladar a los ciudadanos un mensaje falso de fortaleza.

Lo cierto es que la banda llega al medio siglo de existencia arrinconada por la práctica totalidad de la sociedad vasca, internacionalmente aislada, acosada como nunca por el gobierno francés y presentada como la última morralla del terrorismo continental; sin un partido político en las instituciones que dé pábulo a sus acciones criminales y con el brazo político escayolado, rebasado claramente por otras opciones independentistas y de izquierdas que condenan totalmente el uso de la violencia.
Operativamente, es evidente que ETA no está en disposición de reeditar los brutales años del plomo: los comandos y las cúpulas caen una tras otra por la fuerte presión policial y por la inexperiencia y los errores de quienes llegan a jefes terroristas siendo demasiado jóvenes para sustituir al detenido de turno.
Asimismo, la división en la banda y las disidencias, especialmente dentro del colectivo de presos, comienzan a salir a la luz, algo impensable en los mejores tiempos de la banda.

Pero si algo ha condenado a ETA a un irremisible final (a lo Grapo y no al estilo del IRA) además del hartazgo general de la sociedad vasca y española, además de la locura original de este viaje a ninguna parte, esa última puntilla digo, fue la que se clavó a sí misma la banda al romper la última tregua.
La última ocasión para alcanzar un final dialogado y una cesantía de la violencia en términos, por así decirlo “decorosos”, a falta de un adjetivo mejor.
Se dejó pasar la última oportunidad y no se pudieron evitar las ocho muertes que ya se contabilizan desde el final de la última tregua.
Y serán algunas más las que nos deparen estos canallas. Hemos de ser conscientes de ello y permanecer unidos en torno al Estado de Derecho y al trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para minimizar los últimos chispazos de este odioso fuego, prácticamente reducido a brasas y condenado a consumirse para siempre.

ETA está abocada a su extinción desde el mismo momento en que llegara la democracia a España hace ya más de tres décadas. La democracia española no podía convivir con una tiranía dentro de sí, el pluripartidismo no podía comprenderse con ediles socialistas y populares asesinados de un tiro por la espalda, la libertad reconquistada no casaba en absoluto con la esclavitud de los chantajeados, de los secuestrados, de los amenazados, de los que tuvieron que marcharse del País Vasco.

Y es que ETA ha matado más en términos absolutos y relativos en la España democrática, en la España de las autonomías que en la España del oscuro franquismo.
Más en los momentos en que la ikurriña estaba en las instituciones que cuando se perseguía este símbolo por parte de la dictadura. Han matado más en la Euskadi del Estatuto, más en la Euskadi del autogobierno, en la Euskadi de las ikastolas y del euskera normalizado, que en los tiempos de la dictadura que decían combatir.

De eso, de combatir el franquismo, han pasado a ser uno de los últimos vestigios del antiguo régimen con los que el pueblo español se ve obligado a convivir. ETA es el principal problema del País Vasco. No son liberadores de nada ni de nadie, son sus dictadores, son los tiránicos dominadores de aquel pueblo que los aborrece y que les ha exigido de una forma cada vez más ruidosa y decidida, cada vez con menos miedo, con la palabra y en la calle ocasión tras ocasión, su definitiva desaparición.

Mi primera manifestación fue en 1997. Fui con mi familia a manifestarme contra esos malos de cariz cinematográfico, esos malos de película, inconcebibles, intangibles con apariencia irreal a los que temía desde una óptica infantil. Recuerdo que allí estuvo todo Madrid, que la ciudad entera y todas las casas se vaciaron para volcarse en una sola calle, en un solo grito. Con los años he visto fotos publicadas en prensa, en distintos medios y me he dado cuenta que ahí no estaba todo Madrid, ahí estaba toda España, toda España gritando con rabia contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco, hijo de albañil y ama de casa, asesinado por pensar. Estuve allí, seguramente sin ser consciente del todo.

Y hoy, años después, ya consciente de que esos malos de carne putrefacta y huesos roídos matan a gente de carne y hueso, a ciudadanos de verdad, a niños como lo era yo entonces, a compañeros de partido y a las personas que velan por nuestra seguridad, iré a otra concentración. Esta será en la plaza del ayuntamiento de mi ciudad y ha sido convocada en todas las ciudades de España 24 horas después del último asesinato, para decir otra vez: ¡No a la violencia! ¡ETA no! ¡Basta ya!

Los demócratas seguimos en pie.

Asesinos

Jueves, julio 30th, 2009
Segundo atentado de ETA en sólo 24 horas. Si ayer intentaron asesinar a 120 personas entre guardias civiles, cónyuges y niños que dormían en la casa-cuartel de Burgos, hoy los canallas de siempre han conseguido llevarse por delante dos vidas humanas en Calviá, Mallorca.

En su golpe de ayer dejaron 60 heridos y daños materiales cuantiosos, no obstante, todos celebramos el hecho de que no alcanzaran su sangriento y macabro objetivo: lograr una auténtica masacre entre las familias que descansaban anoche en sus domicilios.

Hoy, los dos jóvenes guardias civiles de Mallorca (ninguno de los dos había cumplido los treinta años) no han podido escapar de la barbarie terrorista y pasan ya a engrosar la dilatada y lamentable lista de asesinados por la banda terrorista ETA. Esa mafia que cumple y celebra su medio siglo de sádica existencia, de dictadura, de violencia y de terror, ejerciéndolo nuevamente sobre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y sobre sus familias.

Esta tarde Alfredo Pérez Rubalcaba se desplazará al lugar del atentado y desde allí expresará, siendo la voz de todos los españoles, nuestras condolencias a las familias y nuestra más firme condena ante este nuevo crimen. Un crimen, todos lo sabemos, que no quedará impune. También lo saben esas ratas que ahora estarán escondidas en las alcantarillas. Caerá sobre ellos el peso del Estado de Derecho. Y con él, con sus certeros instrumentos lograremos acabar con esta pesadilla que dura ya demasiado tiempo.

Vaya para la Guardia Civil española todo mi apoyo y mi reconocimiento sincero a esa labor en defensa de las libertades de los ciudadanos y en salvaguarda de su seguridad.

ETA NO · ETA EZ
¿Quién no condena el cobarde asesinato de dos seres humanos?

Atentado de ETA en Burgos

Miércoles, julio 29th, 2009
ETA ha pretendido volver a matar esta madrugada, con la nocturnidad y la cobardía que son propias de la deleznable condición ¿humana? de estos canallas. 120 personas, entre las que se encontraban 41 niños, iban a ser víctimas de los 200 kilos de explosivo que la banda terrorista había colocado bajo una casa-cuartel de Burgos. No han ocasionado muertos en su último golpe pero sí cuantiosos daños materiales y 60 heridos.
Como ha dicho el ministro de Interior, estos “asesinos salvajes y enloquecidos” buscaban un “gran atentado”, una masacre y como ha apuntado el de Justicia: “acabarán en la cárcel”.

Ese es el único camino posible para ese cadáver purulento que en estas fechas cumple ya 50 años, medio siglo de cristales rotos, de familias destrozadas, de dictadura cruel e implacable sobre aquellos que dicen querer “liberar”. Basta ya.

¿Cuanto más tiempo habrá de pasar para que echen la persiana y pongan a dormir ese odio repugnante, salvaje e inútil?