El milagro

“Yo sólo veo ventajas en el modelo irlandés”, llegó a decir un primer ministro francés, rumiando la importación de la maravilla isleña.  “Este milagro económico tuvo su origen en políticas liberales” afirmaba una henchida Aguirre allá por 2006. Rajoy no le iba a la zaga en eso de apreciar las virtudes de las “recetas liberales”  aplicadas en la república irlandesa, unas recetas que representaban “el camino más rápido hacia la opulencia”, según coreaba la “prestigiosa” prensa liberal internacional, esa que imbuida de prestigio y objetividad científica, jamás advirtió del tsunami que amenazaba a prácticamente todas las costas del planeta.

Pocos años después de que estas frases, y otras, -todas ellas loando un milagro de proporciones bíblicas- fueran escritas o pronunciadas, encontramos al “tigre celta” malherido, teniendo que ser rescatado por la Unión Europea.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde están hoy, día en que Dublín reconoce el final del espejismo y accede a pedir socorro, los que se prodigaron en elogios con ese modelo a imitar?

El conjuro nos devuelve un sapo y una evidencia. Y es que el tiempo de las manos invisibles, los milagros económicos a través del shock y las promesas del maná ultraliberal en que “hemos” creído durante las últimas tres décadas, ha agotado toda su credibilidad al darse -y darnos- de bruces con la realidad de la peor crisis sistémica de la historia. En economía no hay milagros, como no los hay en la vida real. La Razón nos aconseja desconfiar de esa fenomenología.

Lejos de eso, en la economía están la mano, los intereses, las expectativas y los deseos de los Hombres. Y crisis como la actual nos demuestran cuan torcidos y alejados del bien común eran esos intereses, los intereses de quienes han manejado el timón de todo esto y cuan equivocados eran los valores y las prioridades del Hombre actual.

¿En qué consistió, pues, el tan famoso milagro irlandés? básicamente, en la atracción a las empresas extranjeras bajando hasta el nivel más bajo de Europa el impuesto de sociedades, eliminando supervisiones, dando todo tipo de facilidades a las empresas multinacionales (incluso facilitando la evasión fiscal) y desactivando parcelas de poder y control estatal, aplicando en territorio europeo las políticas de shock que el FMI y EEUU impusieron -hasta por la sangre- a países latinoamericanos, políticas de recorte que aumentaron las desigualdades y que aceleraron la caída en los salarios, todo ello, combinado con una carta blanca a los bancos y una hipertrofia del sector financiero.

Creció el PIB, los beneficios empresariales aumentaron considerablemente e Irlanda se convirtió en un polo de inversión… ¿y qué? ¿ahora qué? ahora que la burbuja ha explotado…

Hermann Heller, politólogo y jurista afiliado a la socialdemocracia alemana, ya advertía en 1933 en su obra Staatslehre que el éxito y el beneficio de los dirigentes de la economía residía en la eliminación de la legislación democrática. De los dirigentes de la economía, no de la “sociedad civil”, el nombre que falsamente se invoca para eliminar las “pesadas trabas burocráticas y estatistas, los molestos impuestos, las tasas que ahogan la iniciativa…”

Los países que abrazan el dogma neoliberal recortan o destruyen su legislación democrática para competir entre sí por ver quien ofrece mejores condiciones para la entrada del gran capital, por ver quien es menos exigente, menos vigilante con los poderosos, en detrimento de los controles democráticos. Y en estas materias, Irlanda se ha llevado la palma. Eso es, en resumidas cuentas, el “milagro irlandés”, una subasta.

9 Responses to “El milagro”

  1. bitdrain says:

    Buenas Alberto, te recomiendo que te informes un poco mas. El milagro irlandes aun sigue vigente y los problemas que ha tenido Irlanda son los mismos que tiene Spain. Y si, va de mano de los especuladores y del excesivo riesgo tomado por los bancos. Construccion + situacion bancaria

  2. bitdrain says:

    llegando el Gobierno a ultima hora a transferir el riesgo del capital privado y depositarlo en manos del sector publico. Pero de no haber sido asi, la quiebra hubiera hecho a la poblacion perder sus ahorros y anyos de esfuerzo.

    Y a pesar de las medidas liberales que protagonizaron privatizaciones para nosotros escandalosas, el Estado del Bienestar ofrece bastante mas cobertura que el nuestro en Espanya a la gente sin recursos.

    No todo es malo, no todo criticable y no todo es guerra ideologica.

    Un saludo en la distancia.

  3. Francisco says:

    Muy de acuerdo con bitdrain. Aunque pueda parecer exagerado, ser madre soltera en Irlanda es como si te tocase la lotería. El principal problema de Irlanda es la solvencia bancaria, lo que en un principio no tendría nada que ver con el Estado irlandés sino fuera xq algunos bancos fueron nacionalizados. El hecho de que ahora sea el Estado quien tenga que pagar las facturas es lo que lo está dejando sin dinero.

    Un saludo

  4. ¿En qué estoy mal informado? ¿en que Irlanda tiene el impuesto de sociedades más bajo de toda la UE? ¿en que, en consecuencia, es principalmente el mundo del trabajo el que paga impuestos y sostiene los gastos del Estado, ante la amnistía fiscal concedida a las empresas? ¿en que se han producido recortes en el estado del bienestar hasta convertirlo en algo indigno de tal nombre? Recordemos, el Estado del Bienestar es la alianza de las clases medias y las clases trabajadoras en torno a un sistema de provisión social universal en torno a los servicios básicos: educación, sanidad… Tú mismo has dicho que se presta buenos servicios a “las personas más desfavorecidas”. Y tú mismo me dijiste ¿me mal informaste? que cualquier trabajador de clase media que no se encuentre en los márgenes de “las personas más desfavorecidas” debe pagar varios cientos de euros por un vendaje en la muñeca. Eso no es, por definición, un Estado del Bienestar. Eso es, en el seno de una sociedad profundamente religiosa, una reactualización -mediante institucionalización- de la caridad individual tan ganadora de redenciones en épocas pasadas. El “Estado del Bienestar” o sus reductos (sus colegios conflictivos, sus centros de salud desatendidos), para los “más desfavorecidos” (tal y como sucede en EEUU) y los demás, a la mutua de turno, forzados por el propio Estado, para seguir garantizando ganancias privadas, en este caso de las que se dedican a los sectores antes referidos.
    Claro que hay asistencia para “los más desfavorecidos”. Si no se pasa del Estado mínimo (que impera en Irlanda como en otros países, bajo el dogma neoliberal) al Estado inexistente, es además de por la inviabilidad del paso, por evitar una guerra civil. Lisa y llanamente. ¿Qué pasaría si esos “desfavorecidos”, que cada vez son más, por cierto, lo fueran todavía más en términos cualitativos y no contaran de ningún colchón, por mínimo y básico que fuera? ¿le interesaría esa situación al sistema y a sus beneficiarios? Que exista asistencia -casi a modo de caridad- o que exista un Estado del Bienestar para pobres, no es lo mismo que exista un Estado del Bienestar.
    A lo mejor me he mal informado respecto al hecho de que hoy, tras las gafas mercantilistas, se asocia crecimiento, prosperidad… y “milagro” a crecimiento del PIB… ¿Qué nos dice el PIB? Se me rompe el ordenador, me lo arreglan y esa actividad contribuye al PIB, si me lo arregla mi vecino -amigo mío- esa actividad no contribuye al PIB. ¿Qué mide el PIB? ni siquiera es capaz de retratar el 20 y pico por ciento de economía sumergida de mi país, ¡dejemos de alabar el PIB como método de medición efectiva!. En Irlanda ha crecido mucho el PIB, también han crecido mucho las desigualdades o de la brecha de los estándares de bienestar del país respecto a la media europea. Quizás no esté mal informado, sencillamente manejamos conceptos diferentes de qué es y qué no es “milagro”, qué y qué no es crecimiento, desarrollo y bienestar.
    Tampoco creo estar mal informado respecto a la hipertrofia del sector bancario y de las actividades financieras en detrimento de la economía productiva. Esa ha sido una constante en todos los países que han seguido las políticas neoconservadoras, facilitar la actividad especulativa de los bancos, cerrando los ojos delante de la mesa del trilero… hipotecas basura, crédito a expuertas, irresponsabilidad… nada nuevo, nada diferente de lo que ha pasado en EEUU, epicentro de toda esta catástrofe.

    ¿No todo es guerra ideológica?. Perdona, el origen de esta crisis está en unas determinadas políticas llevadas a cabo por unos políticos siguiendo objetivos políticos (coincidentes con intereses privados). No es la socialdemocracia -la de verdad- la que propugna las políticas que han ocasionado esto. Si el problema es político, es ideológicom la solución también tiene que serla. Hay guerra ideológica en la medida en que los ricos no quieren, ni querrán, lo mismo que los pobres. Hay guerra ideológica en tanto en cuanto, podemos seguir hablando de clases sociales… por muy denostado, interesadamente olvidado y repudiado (incluso en la izquierda) que esté ese término.

  5. bitdrain says:

    Querido Alberto, las cosas no siempre son cuestion de blanco o negro. Tienes razon en tu hilo argumentativo pero la realidad no es tal como insinuas en tu escrito ni en tu respuesta.

    Dos datos en relacion a Irlanda. El primero de ellos es matizar que reducir el impuesto de sociedades es bueno para Irlanda por varios motivos en los que no entrare. Valga un dato, Irlanda teniendo este impuesto a 12,5% recauda mucho mas (en termino de PIB) que paises como Espanya (con una tasa mas elevada) y no solo eso, sino que es uno de los paises de la eurozona que mayor porcentaje del PIB recauda por este concepto.

    Este modelo ha hecho que Irlanda tenga una fuerza obrera cualificada que ya quisieran otros paises. Entre ellos, el nuestro.

    Otro dato, dado que el PIB para mi no significa cosa alguna y puede tergiverzar la realidad de un Estado. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) situa a Irlanda en el puesto numero 5 del Indice de Desarrollo Humano. Esto, evaluando la calidad de vida, la educacion y la renta per capita. Un pais sin recursos, con una poblacion pequenya, sin Historia de Imperio y sin ser un paraiso fiscal.

    Hay otros modelos mejores y quizas mas eticos, segun desde el prisma en el que se miren. Pero te aseguro que aun a dia de hoy no he oido a ningun irlandes quejarse de la situacion socioeconomica.

    Un saludo.

  6. Las manifestaciones de Cork y Dublín, especialmente la del 6 de diciembre de 2008 en esta última ciudad contra los recortes en educación,hace pensar que sí, que hay irlandeses quejándose de la situación socioeconómica. Y el propio premier Cowen con unos niveles ínfimos de aceptación ciudadana al convertir al suyo en el segundo país hundido de la UE (los dos curiosamente, con gobiernos de derechas, Grecia lo tuvo hasta justo antes del estallido de la crisis) revela que los irlandeses no están precisamente contentos con como se ha llevado al país últimamente.
    Hay tantas cosas que están ahí sin ser oídas…

  7. bitdrain says:

    No fue precisamente ese el detonante. Lo positivo es que en Enero estara el Labour Party en el gobierno por vez primera, un verdadero gobierno socialista no como la caricatura que hemos heredado en Spain.

  8. Las políticas son europeas. Europa (Parlamento, Consejo, Comisión) es de derechas. Nada cambiará hasta que se tenga consciencia social de la importancia de las Elecciones Europeas y de la propia construcción política de una UE desequilibrada en la balanza desarrollo político/económico. Sin un Partido Socialista Europeo fuerte y si me apuras, sin una Internacional Socialista fuerte (¿qué es hoy la IS?) no hay nada que hacer en ningún sitio. España está, sencillamente, aplicando las políticas que le vienen de Europa, no tiene capacidad de maniobrar fuera de eso. Bien es cierto que podría hacer otros recortes (yo los haría) pero esos recortes alternativos, da la casualidad, no darían “confianza” a los mercados. Así es el mundo hoy.

    Un párrafo largo, pero sencillamente, mírese la cara de Zapatero (gesto, ojeras) el día que el Congreso aprobó los recortes presupuestarios. Ese detalle es más clarificador. Bailamos al son de Alemania y es normal que a los progresistas no les guste la música, pero un país solo no puede plantar cara, ni siquiera plantearse plantar cara, si se permite el juego de palabras.

  9. bitdrain says:

    Es lo que tiene el no saber gestionar lo publico y no haber tenido ni idea de economia en los anyos previos. A Zapatero le queda grande el cargo. Tendra que hacer mas recortes, ademas pronto e impuestos desde afuera, eso es lo triste.

Leave a Reply