Madrileño, vote Capio

Periódicamente votamos en las elecciones para elegir a nuestros representantes democráticos. Estos, con la legitimidad de las urnas y según la lógica de las mayorías invisten a un equipo de gobierno para que gestione el interés público buscando el bien de la mayoría.

Hay un ministerio o una consejería encargada de cada una de las areas temáticas en que se divide el gobierno. Así, en el caso de las comunidades, existe una consejería de sanidad en aquellos territorios que libremente hayan decidido asumir la competencia en dicha materia para desarrollarla y prestar un servicio a sus ciudadanos.

Todo normal, todo bien: la gente elige democráticamente y paga a unos políticos para que, entre otras cosas, gestionen los servicios públicos que funcionan gracias a los impuestos de todos. Y a esto se le llama democracia y a todos nos gusta y todos la valoramos porque es algo que costó mucho conseguir en este bendito país.

Sin embargo hay otras cosas que a algunos -sobre todo a los sindicalistas piqueteros y a sujetos de similar ralea- no nos hace mucha gracia.

Por ejemplo, no nos gusta que multinacionales relacionadas turbiamente con nuestra presidenta lleguen a gestionar nuestra salud proporcionándonos un servicio más caro y de peor calidad (menos eficaz y menos eficiente) sin pasar por el farragoso “trámite” de las elecciones.

No nos gusta la mercadocracia, (y menos en lo que atañe al derecho fundamental a la salud) sí la democracia. Al menos se nos debería decir a las claras lo que se pretende, que se diga que el cometido de este gobierno es el de destrozar los servicios públicos, es el de saturar y anarquizar el sistema sanitario (area única) y es despiezar nuestros derechos subastándolos al mejor postor.

Así al menos la gente sabría lo que vota. Y es que votando al PP gana, embolsa y gestiona Capio, la empresa multinacional que ya controla varios hospitales de la Comunidad de Madrid y que también extenderá su poder al nuevo Hospital-gana-elecciones de Móstoles.

La salud de cada vez más madrileños depende de como cotice en bolsa una empresa multinacional… en eso consiste el mercadocentrismo que sitúa el interés privado sobre el público, esa es la mercadocracia que amenaza nuestra democracia, que margina a la política.

Así que ya sabe usted, madrileñito de a pie, cuando le convoquen a las urnas en 2011 vote usted al PP ese partido de la eficacia y las cosas bien hechas que nos promete una sanidad más cara y de peor calidad, que siembra la región de hospitales-cartel (a inaugurar 15 días antes de la cita electoral) pero sin personal, sin especialistas, sin camas, con alas y pasillos cerrados por falta de presupuesto.

Vote al PP, vote a Capio…

GD Star Rating
a WordPress rating system
Madrileño, vote Capio10.0103

Leave a Reply