COPAGO. El plan oculto.

abril 11th, 2011  / Autor: Alberto Ginel Saúl


Tras meses de latencia en el blog, me veo en la obligación moral de compartir algo con vosotros. Ha llegado a mis manos el documento encargado, pagado y negado (todo a un tiempo) por la consejería de sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid etoro bitcoin wallet.

Un informe pormenorizado, elaborado con todo lujo de detalles y con datos aproximados hasta el último paciente y hasta el último céntimo, en el que se tratan los “límites a la cobertura de la cartera de servicios comunes del sistema nacional de salud”.

En otras palabras: COPAGO y exclusión. Y en otras aún más precisas: REPAGO y exclusión.

Se le escapó al presidente de la región murciana. Que imprudente fue al hablar de limitaciones de derechos en vísperas electorales, pero el subconsciente es inexorable. A continuación salieron los líderes conservadores a negarlo, también lo hizo la jefa de quien había encargado y financiado (con dinero público) dicho informe:  Esperanza Aguirre. Se presenta a las elecciones un partido que se avergüenza de sí mismo etoro affiliate.

Como digo, tengo el informe entre mis manos. Tiene el sello de la Consejería y la rúbrica de la Dirección General de Atención Primaria. Creo que tú también tienes que conocerlo. Es justo que sepas lo que van a hacer con tus derechos, con tu sanidad, si gana el Partido Popular en tu comunidad autónoma (pues la recomendación del informe alcanza a lo nacional). Tienes derecho a que no te engañen, a poder leer con la luz pública -antes del 22 de mayo- lo que nos va a afectar a todos como ciudadanos a partir del 23 de ese mismo mes.

En el informe se habla, literalmente de “exclusión o limitación” de prestaciones “que pueden considerarse básicas y necesarias” que “están consolidadas” y que “llevan ya años incluidas en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS)”. En el primer párrafo del informe se reconoce la dificultad de elegir entre las prestaciones y se opta por la “limitación” en las “necesarias” (copago) y la “exclusión” de las “menos necesarias” (pago en solitario).

Veremos, según el propio informe, qué considera la Comunidad de Madrid “necesario” y qué “menos necesario” o caprichoso, que es el antónimo.

Entre las medidas “menos necesarias” se incluye el “suministro a los pacientes diabéticos del material necesario para el control de su enfermedad” y se propone la exclusión de la financiación de dichos materiales.

La “atención a la salud bucodental” de la que se benefician más de 429.000 niños de entre 6 y 12 años y que tiene un coste de un millón de euros para la CAM. Se propone al respecto valorar la “exclusión de todas o alguna de las prestaciones incorporadas en el Plan de Salud Bucodental (endodoncias, tartrectomías u otras)”. Se tiene que recortar en la salud de la boca de los niños, pero Aguirre la austera, ha gastado en el último año más de 30 millones de euros en 35 campañas de autobombo.

En cuanto a “alimentación” durante la estancia en el centro hospitalario se “valora la posibilidad de copago por el paciente en relación con la manutención”. Hasta en el apartado “observaciones” se reconoce la negativa repercusión sobre la equidad que tendría la implantación de la medida y la penalización a los enfermos crónicos que precisen hospitalizaciones largas. Sí, estamos hablando de co-pagar (repagar) la bandeja de comida diaria de la que “disfruta” el enfermo en la cama de su hospital. Los hospitales, como si fueran hoteles y balnearios de lujo.

También se plantea la posibilidad de hacer pagar “productos de aseo y lencería”… etoro login

Se habla de la posibilidad de implantar el copago (repago) en los aparatos de tratamiento del síndrome de apnea del sueño, que actualmente cuesta algo más de 2 millones de euros. El campo de golf “el Encín” inaugurado por la presidenta en Alcalá de Henares ha supuesto una inversión inicial de… 33 millones de euros.

Se propone REVISAR, así, en amenazante mayúscula, las terapias y los equipos de oxígeno que se facilitan en el hogar a los pacientes con problemas respiratorios. ¿Se acuerdan de cuando ironizábamos “a Aguirre sólo le falta privatizar el aire”?…

La única presidenta autonómica de España plantea en este informe la “exclusión o copago” de los tratamientos de ligaduras de trompa o reproducción asistida.

El informe sigue. Propone la “revisión” de la exención de pago por parte del usuario en caso de tratamientos derivados de accidentes de trabajo y enfermedad. Leen ustedes bien.

Por supuesto, vivimos en el reino del neoliberal-catolicismo, la prestación de “cambio de sexo” al no ser un “servicio básico” y no responder a “necesidades de salud” quedaría “directamente excluida” del sistema público. Actualmente, estas prestaciones cuestan a la comunidad 1.022.675 euros. Menos de lo que ha cobrado Sánchez Dragó en sus distintos programas televisivos -fracasados y clausurados por falta de audiencia- en la televisión pública madrileña.

Hasta el “material de curas” o las “absorciones” se pone entre interrogantes en el informe.

Como los tratamientos de obesidad mórbida, el diagnóstico genético preimplantacional, la prevención del cáncer de útero en jóvenes de 14 años, el diagnóstico por PET (un tipo de escaner de Rayos X), los implantes quirúrgicos y hasta el transporte sanitario.

Estas son prácticamente todas las medidas que en una primera remesa (seguramente no la última) se implantaría en los Hospitales madrileños.

Esto tiene que saberse, tenemos derecho a saberlo. Telemadrid no lo va a contar, Aguirre y Lasquetty, los que firman el informe, lo van a negar hasta que no podamos hacer nada para evitar la materialización de esta brutalidad.

Esta Comunidad, que iniciara hace años un recorrido claro, evidente, imparable hacia la privatización de los servicios públicos y valiéndose seguramente del pretexto explicativo de la crisis, pretende hacer esto con nuestro sistema público de salud y por tanto, con nuestros derechos.

Esta Comunidad, recordemos, que pese a decirse “orgulloso motor económico de España” se sitúa a la cola en inversión por habitante en salud, siguiendo su lógica del “estado mínimo” (y beneficio máximo para los amigos) se dispone a librar un asalto clave en este combate contra lo público: se dispone a generar un mínimo de asistencia sanitaria, sacando prestaciones de la cartera de servicios y haciendo que el ciudadano vuelva a pagar por ellas para desincentivar el uso de la sanidad de todos.

Se está diciendo que los ciudadanos abusamos de la sanidad, que somos los culpables de su deterioro. No abusamos, hacemos uso de un derecho constitucional: el derecho a la salud. Los causantes del deterioro de nuestros servicios públicos son los que son, todos los conocemos, y en el consejo de administración de Capio, también.

El retroceso sería histórico. La estocada mortal. Están ocultando el plan porque saben lo que significa y lo que representaría para millones de familias trabajadoras y de clase media en este país.

Yo, desde luego, no pienso quedarme quieto ante este golpe a mis derechos. Piensa, actúa.

Actualización: He escaneado y subido a internet el documento oficial preparado por la Comunidad de Madrid sobre la limitación de la cartera sanitaria. Aquí el enlace: http://es.scribd.com/doc/52797065/LIMITES-A-LA-COBERTURA-DE-LA-CARTERA-DE-SERVICIOS-SANITARIOS-LA-PRUEBA-DEL-COPAGO-EN-MADRID

La hora de la responsabilidad orgánica

enero 15th, 2011  / Autor: Alberto Ginel Saúl


El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha determinado a través de una sentencia que Trinidad Rollán, a la sazón secretaria de organización del PSM, no es digna de optar a la confianza de los madrileños integrando una lista electoral.

Como consecuencia de esa sentencia (inhabilitación por un plazo de ocho años) Rollán estará alejada, por ley (y a expensas de recurso) de todo puesto o cargo de responsabilidad pública.

Hasta ahí llega el ámbito legal de intervención del juez. Alcanzado este, comienza o debería comenzar el ámbito de responsabilidad interno, orgánico, por parte de quien tiene toda la potestad para ello.

Y es que tras esta sentencia, muchos ponen en duda que una persona sancionada pueda mantenerse en la secretaría de organización del PSM debilitando el discurso de “transparencia” y de “los socialistas actuamos en consecuencia cuando los jueces hablan”, de cara a mayo y fortaleciendo en consecuencia, el discurso de nuestros adversarios, que a pesar de ser el paradigma del oscurantismo y el fango, no dudarán en cargar contra nosotros a través de nuestra secretaria de organización. Ya lo están haciendo.

En definitiva: hoy por hoy Trinidad Rollán no parece la persona más apropiada para ocupar ese importante cargo de responsabilidad: no es la persona que mejor puede ayudar al PSM a conseguir sus objetivos electorales de mayo.

Debería ser ella la que diera el paso atrás por el bien del partido y si no, el secretario general, que es el que tiene que hacer como dijo que haría: “los mejores equipos para ganar”, evitando ponérselo más fácil al PP, que por cierto, “no necesita sardinas para beber vino”, ni necesita demasiado error del rival para destrozar a un adversario político gracias a su poderosa maquinaria mediática.

Y no nos olvidemos de nuestro electorado, que no es como el otro, que no vota cualquier cosa, bajo cualquier circunstancia ni pese a todo. Trinidad Rollán no perseguía lucro (así se recoge en la sentencia), aún así, ha incurrido en un grave delito y debemos actuar -internamente- en consecuencia y con la coherencia a la que siempre apelamos.

Análisis de los resultados de las elecciones catalanas

noviembre 29th, 2010  / Autor: Alberto Ginel Saúl


Algunas claves, que sin la pretensión de ser exhaustivas ni omnicomprensivas, pueden ayudar a leer y a analizar al menos desde mi punto de vista, los resultados de las elecciones catalanas.

-Primero de todo, creo que principalmente, aunque no sólo, en este contexto de crisis económica y paro, se ha castigado a los partidos de gobierno por el hecho de serlo más que por una valoración concreta sobre su propia gestión.

Los tres partidos que han formado el ejecutivo de la Generalitat han visto descender su representación con respecto a 2006: el PSC en nueve escaños, Esquerra en once e ICV en dos.

No digo que la gestión del tripartito haya estado libre de errores ni que la sensación de agotamiento tras siete años de difícil convivencia a tres bandas no se haya hecho evidente en muchos momentos, sino que -y lo venimos apreciando en prácticamente todas las elecciones que se han celebrado en España y Europa en este contexto de crisis-: se tiende a castigar al partido que se encuentra en el gobierno en momentos como los actuales.

Se asocia esta situación de crisis con el partido o los partidos de gobierno y sobre todo, sucede que la comprensible ansiedad y la impaciencia que se genera por la incertidumbre de la salida juegan a favor de todo aquel partido de oposición que diga “reduciremos el paro creando empleo”, que es prácticamente lo que han dicho Ciu y el PP en materia de recuperación económica.

En definitiva: una gran papeleta para el gobierno, una situación difícil que requiere tomar -y defender- medidas difíciles y una oposición con la sola tarea de canalizar el descontento y la frustración hacia sus opciones políticas.

- El tripartito no ha sabido hacer un relato de lo que de positivo ha tenido su mandato. Se ha cumplido con el 90% del programa (según Joaquín Nadal), se ha conseguido un mayor grado de autonomía, se han “creado” cinco maestros, dos médicos y tres mossos d’esquadra cada día y de media, los catalanes ahora tienen un centro sanitario de atención primaria a diez minutos de su casa…

- Dado que la alternativa de izquierdas pasaba por un tripartito que según sus propios protagonistas estaba agotado y enterrado, los catalanes han decidido votar aún más mayoritariamente a CiU, posibilitando, no sólo un gobierno monocolor que responda mejor -al menos sobre el papel- a la necesidad de firmeza, solidez y una sola voz de la que habló Mas al conocer los resultados- si no un gobierno que, cerca de la mayoría absoluta, podrá gobernar prácticamente con manos libres acudiendo tan sólo a apoyos parlamentarios puntuales bastante evidentes y naturales en virtud de la materia concreta (PP o ERC).

- Una cuestión compleja: la inmigración. Es indudable: en estas elecciones se ha abierto un melón electoral prácticamente intacto en España.

Se ha hecho especialmente por parte del Partido Popular, un partido que se paseó por la corona metropolitana barcelonesa repartiendo pasquines en los que se podía leer “no queremos rumanos”, o que elaboró un juego sin pizca de gracia en el que puntuaba disparar sobre inmigrantes ilegales.

A expensas de un análisis más tranquilo municipio a municipio (y casi barrio a barrio) cabe resaltar que el PP ha obtenido dos de sus cuatro nuevos escaños en la provincia de Barcelona (la de mayor concentración de población inmigrante) al tiempo que el PSC se dejaba en esta circunscripción siete de los nueve diputados perdidos.

A expensas de ese análisis más detallado, y acudiendo sólo a un primer vistazo sobre los datos que ofrecen algunas ciudades características del área metropolitana de la capital, podemos resaltar que, más concretamente, ha sido en estos lugares donde más repercusión ha podido tener el (dejémoslo en “arriesgado”) discurso de la derecha…

En zonas del (no sé si ya antiguamente) llamado “cinturón rojo”, áreas de trabajadores castigados por la crisis es donde mejor puede calar el mensaje del “aquí no cabemos todos”, “no hay servicios públicos para todos” que llegara a  pronunciar sin rebozo -ahí están las hemerotecas- la candidata del PP.

El votante desencantado del PSC, parece que ha expresado su descontento no yendo a votar, pero tampoco hay que descartar trasvases a otros partidos conservadores que han podido obtener un buen resultado electoral al poner -con tono poco responsable- el tema de la inmigración sobre el tapete de la precampaña y la campaña.

No hay que descartar ese desgraciado trasvase de votos de sectores trabajadores desde partidos tradicionales de izquierda a partidos populistas o abiertamente xenófobos, lo ha advertido Vicenç Navarro en algunos estudios -vinculando este fenómeno a la crisis de la socialdemocracia y a su incapacidad de dar una respuesta clara a esa “clase obrera” que ya no aparece como sujeto en los discursos socialistas- y lo hemos visto también en otras zonas de Europa. Hasta en la ejemplar Suecia, pasando por Francia o Países Bajos.

- Hablando de xenofobia, encontramos a la Plataforma per Catalunya del ex-Fuerza Nueva Josep Anglada, rondando el 3% de la barrera electoral, lo que le habría dado acceso al Parlamento.

Rozando una represesentación que por algún tiempo a lo largo de la noche electoral, muchos pensamos -con las manos en la cabeza e invocando mítico seny catalá- que podría llegar a conseguir. Finalmente, se quedan fuera: quizás la única buena noticia de la noche de ayer.

Pero cuidado. Atención a este partido y a otros movimientos similares que puedan surgir en otras partes de España de cara a las próximas elecciones municipales.

Como hemos visto en otras partes de Europa, cuando la extrema derecha pasa de la marginalidad a la institución, del ostracismo a la atención mediática y de la cabeza rapada a la corbata, se convierte en un peligro potencial contra la sociedad y contra la convivencia.

-ERC se ha llevado el batacazo más contundente de la jornada al perder once escaños.

Además de su participación en el gobierno (siguiendo con la lógica expresada en el primer punto), ERC adolece la irrupción de Solidaridad Catalana por la Independencia, el partido de Joan Laporta que en su primera participación electoral contará con 4 escaños.

Reagrupament, que llegó a aparecer en el arco parlamentario en algún momento de la noche, terminó por desinflarse no sin antes obtener una cifra de votos cercanos a los 40.000, provenientes en su práctica totalidad, como los de SCI, del electorado natural de ERC, partido que viene sufriendo (para el electorado separatista más selecto) una supuesta moderación en sus postulados y una excesiva institucionalización.

El milagro

noviembre 22nd, 2010  / Autor: Alberto Ginel Saúl

“Yo sólo veo ventajas en el modelo irlandés”, llegó a decir un primer ministro francés, rumiando la importación de la maravilla isleña.  “Este milagro económico tuvo su origen en políticas liberales” afirmaba una henchida Aguirre allá por 2006. Rajoy no le iba a la zaga en eso de apreciar las virtudes de las “recetas liberales”  aplicadas en la república irlandesa, unas recetas que representaban “el camino más rápido hacia la opulencia”, según coreaba la “prestigiosa” prensa liberal internacional, esa que imbuida de prestigio y objetividad científica, jamás advirtió del tsunami que amenazaba a prácticamente todas las costas del planeta.

Pocos años después de que estas frases, y otras, -todas ellas loando un milagro de proporciones bíblicas- fueran escritas o pronunciadas, encontramos al “tigre celta” malherido, teniendo que ser rescatado por la Unión Europea.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde están hoy, día en que Dublín reconoce el final del espejismo y accede a pedir socorro, los que se prodigaron en elogios con ese modelo a imitar?

El conjuro nos devuelve un sapo y una evidencia. Y es que el tiempo de las manos invisibles, los milagros económicos a través del shock y las promesas del maná ultraliberal en que “hemos” creído durante las últimas tres décadas, ha agotado toda su credibilidad al darse -y darnos- de bruces con la realidad de la peor crisis sistémica de la historia. En economía no hay milagros, como no los hay en la vida real. La Razón nos aconseja desconfiar de esa fenomenología.

Lejos de eso, en la economía están la mano, los intereses, las expectativas y los deseos de los Hombres. Y crisis como la actual nos demuestran cuan torcidos y alejados del bien común eran esos intereses, los intereses de quienes han manejado el timón de todo esto y cuan equivocados eran los valores y las prioridades del Hombre actual.

¿En qué consistió, pues, el tan famoso milagro irlandés? básicamente, en la atracción a las empresas extranjeras bajando hasta el nivel más bajo de Europa el impuesto de sociedades, eliminando supervisiones, dando todo tipo de facilidades a las empresas multinacionales (incluso facilitando la evasión fiscal) y desactivando parcelas de poder y control estatal, aplicando en territorio europeo las políticas de shock que el FMI y EEUU impusieron -hasta por la sangre- a países latinoamericanos, políticas de recorte que aumentaron las desigualdades y que aceleraron la caída en los salarios, todo ello, combinado con una carta blanca a los bancos y una hipertrofia del sector financiero.

Creció el PIB, los beneficios empresariales aumentaron considerablemente e Irlanda se convirtió en un polo de inversión… ¿y qué? ¿ahora qué? ahora que la burbuja ha explotado…

Hermann Heller, politólogo y jurista afiliado a la socialdemocracia alemana, ya advertía en 1933 en su obra Staatslehre que el éxito y el beneficio de los dirigentes de la economía residía en la eliminación de la legislación democrática. De los dirigentes de la economía, no de la “sociedad civil”, el nombre que falsamente se invoca para eliminar las “pesadas trabas burocráticas y estatistas, los molestos impuestos, las tasas que ahogan la iniciativa…”

Los países que abrazan el dogma neoliberal recortan o destruyen su legislación democrática para competir entre sí por ver quien ofrece mejores condiciones para la entrada del gran capital, por ver quien es menos exigente, menos vigilante con los poderosos, en detrimento de los controles democráticos. Y en estas materias, Irlanda se ha llevado la palma. Eso es, en resumidas cuentas, el “milagro irlandés”, una subasta.

El gobierno regional aumentó su gasto en un 9%

octubre 22nd, 2010  / Autor: Alberto Ginel Saúl

Veamos, la nuestra es una de las tres regiones que menos invierte en educación, una de las tres regiones que menos invierte en sanidad.

El gobierno de nuestra región bloquea la total aplicación de la ley de dependencia. Porque sí. Nuestros nuevos hospitales fantasma tienen plantas enteras cerradas, al igual que las residencias geriátricas públicas, que combinan habitaciones candadas con insufribles lista de espera.

Apenas se conceden becas autonómicas para los estudiantes madrileños y la universidad atraviesa una situación muy delicada, casi extrema, como la que llevó a suspender los pagos el curso pasado. En formación no universitaria, este año contamos con 2.500 profesores menos (pese al aumento del número de alumnos) y con una reducción a la mitad de las partidas destinadas a la formación continua y la formación del profesorado. También se eliminan orientadores.

Se han congelado los presupuestos destinados a la consejería de Empleo y Mujer, han disminuido las indemnizaciones por jubiliación anticipada y la política de vivienda pública es una gran mentira.

Las inversiones en infraestructuras descendieron en un 31% y se ha predicado mucho la austeridad… entonces… ¿por qué el “austero” (chapucero) gobierno regional ha aumentado un 9% su gasto en 2009? ¿Por qué? ¿en qué?

Los madrileños estamos esperando las explicaciones.

Sobre la no-reforma electoral

octubre 19th, 2010  / Autor: Alberto Ginel Saúl

En las diez elecciones celebradas en el último periodo democrático de la historia de España han existido sensibles discordancias entre los votos conseguidos y los escaños asignados, lo que ha afectado en un sentido o en otro, beneficiando o perjudicando, a los partidos políticos que concurren a los comicios, llegándose a poner en tela de juicio el principio de igualdad que consagra la Constitución en al menos dos de sus vertientes: la igualdad entre los ciudadanos (que el voto valga lo mismo con indiferencia de donde se emita) y la igualdad de oportunidades de las candidaturas que pretenden representar a los ciudadanos con su acceso a las cámaras parlamentarias.

Todos conocemos el contexto en el que se sentaron las bases de nuestro actual sistema político y también el conjunto de intereses electorales que impedirían -y que de hecho impiden- operar una reforma sustancial de esa importantísima ley orgánica que se encarga, nada más y nada menos, de traducir votos en escaños.

Por su propia naturaleza, los sistemas electorales de todo país democrático que se precie, debe garantizar y armonizar dos principios básicos: representatividad y gobernabilidad.

El primer criterio hace referencia a que necesariamente, esa traducción votos/escaños debe hacerse de la manera más literal posible. Y el segundo, el de gobernabilidad, a que el propio sistema debe -incluso matizando la representatividad- disponer los mecanismos que faciliten la creación de gobiernos más o menos estables para la gobernabilidad del país, situando, por ejemplo, una barrera de voto para el acceso al Congreso para evitar la excesiva fragmentación del hemiciclo.

Por las razones históricas y coyunturales heredadas de la transición a las que antes hacíamos referencia, la representatividad no sale bien parada en este binomio.

Ante esta situación, en 2008 el gobierno de España encargó un informe consultivo al Consejo de Estado sobre la posibilidad de acometer una reforma de la ley electoral. En dicho informe se reconoce que

El peso del voto difiere de manera ostensible en función de la circunscripción en la que se ejerza el derecho de sufragio y que la correspondencia entre el número de escaños y el número de votos de algunas candidaturas electorales presenta desajustes importantes.

Ahí tenemos pues, una de las variables que puede afectar al resultado electoral: la circunscripción. Otras variables son la fórmula de reparto aplicable o la barrera electoral.

La demarcación electoral en España es, constitucionalmente, la provincia. Una entidad territorial que en la España autonómica aparece vacía de gran parte de contenido político o administrativo. La constitucón recoge la provincia como circunscripción, sencillamente porque en el momento de su promulgación no existían las comunidades autónomas.

En la España de hoy tendría más sentido apostar por una circunscripción autonómica. La opción más democrática -pero también más jacobina- de la circunscripción única,  nos acerca mucho más al “un ciudadano un voto”, pero también pierde vigencia precisamente por esa realidad plural de las autonomías y por el coste político que supondría dejar fuera del hemiciclo o trasquilados, a partidos con fuerte  implantación en algunos territorios.

Con una circunscripción única, partidos como PNV y CiU desaparecerían, o se quedarían cerca de la extraparlamentaridad.

Pero esa reforma -la de la circunscripción autonómica- supondría una reforma constitucional, algo que siempre da mucha pereza cuando se está en el gobierno. Por eso, el informe del consejo de estado, para paliar -o moderar- ese pernicioso efecto de la provincia sobre la traducción votos/escaños y para evitar los desequilibrios que hoy se producen, propuso una reforma de la ley electoral que esquivara una reforma constitucional.

Los puntos principales de dicha reforma serían:

-Plantea subir a 400 el número de diputados en el Congreso.
-Reducir a un escaño el mínimo por provincia
-Cambiar el método D’ Hondt por otro sistema más proporcional para calcular la atribución de escaños

- La constitución permite al legislador situar el tamaño del congreso entre los 300 y los 400 diputados, situándonos el artículo 162 de la LOREG en el punto intermedio: los 350 con que actualmente cuenta la cámara baja. La población española ha aumentado considerablemente desde la firma de la constitución y de la Loreg, por lo que cabe suponer que un congreso con 400 diputados sería aritméticamente más representativo. Si bien, en este contexto de crisis, el aumento de los diputados se presenta como una mala idea.

En un plano teórico, aumentaría la representatividad porque los 50 diputados nuevos podrían añadirse a los que se reparten proporcionalmente y no “territorialmente”. En el caso de que se operara la reforma correspondiente al aumento del número de diputados, seguirían repartiéndose 102 diputados fijos con criterio “más territorial” que proporcional, aumentando a 298 los distribuidos proporcionalmente, de acuerdo con la población real.

Otro factor positivo en cuanto a representatividad: entrada de más partidos políticos (con resultados de 2008, entrarían  cuatro partidos con un escaño).

- Si se combinan las dos primeras propuestas del informe del Consejo de Estado (400 diputados +  1 escaño fijo por provincia), 52 escaños (el 13%) se repartirían territorialmente y 348 (el 87) de forma proporcional a la población. Nuevamente, efectos positivos para la representatividad. Hoy estamos repartiendo  102 escaños, mínimo de dos por provincia, (que suponen el 29%) de forma fija e independientemente de la población, siendo 248 (el 71% ) los proporcionales.

Este mínimo de dos escaños por provincia sobrerrepresenta a las menos pobladas, donde cada escaño “proporcional” cuesta un número realmente bajo de votos, mientras que en provincias como la de Madrid o Barcelona, a cada escaño le corresponde un número considerable de votos en detrimento de la representatividad.

- En cuanto a la fórmula electoral, se propone matizar D’Hont introduciendo el reparto según la fórmula Hare de los 50 hipotéticos nuevos diputados.

La combinación de todas estas propuestas, o la implementación independiente de alguna de ellas daría como resultado una conversión votos/escaños más ajustada a la realidad, aún manteniendo la provincia como circunscripción y por tanto, sin que se haga necesaria una reforma de la constitución.

Finalmente, como leemos en prensa, se operará una reforma electoral que no pasa por ninguno de estos puntos (y que por supuesto, no se plantea un retoque constitucional) y que si bien incidirá en puntos importantes como las donaciones a partidos o la invalidación de mociones de censura aprobadas gracias a tránsfugas (¡ese deporte nacional!), no modificará aspectos sustanciales del sistema electoral.

Se desoye las propuestas del extenso informe del Consejo de Estado, no se ataca la raíz de un problema que afecta y distorsiona la configuración del nucleo de nuestro sistema democrático (el parlamento), y no se contenta a esos partidos, como Izquierda Unida que sufre la subrepresentación con casi un millón de votos, como ningún otro partido.

Vayamos al qui prodest, ¿a quien beneficia esta ley electoral? PSOE y PP (con capacidad logística para presentarse en todas las provincias con expectativas) PNV y CiU (que se presentan en tres y cuatro provincias concentrando de este modo todo su apoyo).

Naturalmente, estos partidos que se benefician de la ley, no accederán de buena gana a su reforma y eso es lo que ha sucedido con la tramitación de la reforma.

Pese a que milito en uno de los partidos que sale beneficiado de la actual legislación electoral, considero que debería llevarse a cabo una gran reforma en este aspecto en aras de una mayor representatividad, sinónimo siempre de mayor democracia, la esencia misma del parlamento, los partidos y la razón de ser del sistema.